line decor
line decor
 

Santander, Fundación Bruno Alonso. 1 de marzo de 2013 (colectivo)

El recital fue presentado por el presidente de la Fundación Bruno Alonso: Luis Alberto Salcines. La conductora del recital fue Marisa Campo, que leyó los currílculum de cada participante y el suyo propio: Nieves Álvarez, Adoración Campos, Marisa Campo, María José Echevarría, Ana García Negrete, Rosario Gorostegui, Raquel Serdio, Maribel Valdivia Palma. Los poemas de Ana García Negrete (que no pudo asistir por estar enferma) los loyó Rosario.

Cada poeta, antes de la lectura, presentó su poesía respondió a dos preguntas:

a. En qué proyecto poético se encuentra trabajando.

b. Cómo definiría su poesía.

Cada poeta leyó tres poemas. Yo leí dos y puse el poema "Negro ya no es un color" musicado por Alfredo Gonzalez Vilela en  2013

 

Éste es uno de los poemas leídos en el recital, perteneciente al libro inédito "Desde todos los nombres":

 

(.) "Aquí tienes la foto que pediste (.). Empiezo a odiar este uniforme que nos separa. (.) Ahora espero una foto  tuya. Quítate algo de ropa (.). No te preocupes, aquí no te conoce nadie" (.) 

En una antigua caja de metal

y dulce de membrillo

se escondía el amor

escrito a pluma.

Cartas, fotografías

y tarjetas postales.

Por el tipo de letra descubrí

que detrás del secreto

se ocultaba

la voz de una mujer.

 

Durante varios días,

yo leí -sin descanso-

las palabras que dicen los amantes

cuando la pasión busca

algún refugio

donde esconder el miedo

de una vida vulgar,

impuesta por las leyes

y las buenas costumbres.

 

Lloré y reí con ellos.

Me enamoré 

de los protagonistas;

No hay nada más hermoso

que la autenticidad de un manuscrito

que se escribe a distancia;

nada más cálido

que el sonido de voces

que vienen del pasado

y cambian el futuro.

 

En tan sólo unos días

reproduje su historia:

los encuentros furtivos,

la terrible tristeza de no verse,

las bombas, las trincheras, la locura.

Al fondo de la caja de latón

había un telegrama

- con membrete oficial -

que comenzaba así:

"Lamentamos comunicarles que."

y no pude continuar leyendo.

Para conocer el desenlace

no era necesario terminar de leer.