line decor
line decor
   


 

Absenta poetas, nº21

Santander, otoño, 2017

 

NÚMEROS

 

Números, números, números primos, 
hermanos de la estética y del hambre, 
de la bisutería, de insociales programas 
que esconden los chanchullos 
y sobornan problemas, sin dar la solución.

 

Números, números, números prósperos. 
Las gráficas que envuelven las miradas 
y llenan sus bolsillos, sirviéndoles -en tartas- 

los suaves resultados comestibles,
para hacer más ligero su abordaje, 
en términos científicos.

 

Números, números, números de sangre, 
de verdades calladas y diamantes malditos, 
de ascensores que bajan al averno 
y entretienen el tiempo de morir. 
Números que vomitan  la rabia

de la desigualdad y la mentira.

 

Números, números, números rojos. 
Las frecuencias, los dígitos insólitos, 
las curvas de nivel y los niveles 
que nos dejan sin casa, sin trabajo, sin sueños.
Y números quebrados que naufragan 

-varados en las playas, sin refugio-
en los que se detiene el corazón.


Números, números, números sólidos.
Intemperie de barro y podredumbre.
La mañana y la tarde, el mediodía 
se han llenado de números 
y tengo la garganta y el amor 
en parada cardio-numerológica. 


 

 

PROPOSICIÓN

Si tienes miedo, llámame, 
si me necesitas, llámame, 
si estás desorientada, llámame.

 

Yo también tengo miedo, 
yo también te necesito, 
yo también estoy desorientada, 
pero juntas, 
las personas de buena voluntad, 
no tendremos miedo, 
no estaremos solas, 
no estaremos desorientadas, 
sabremos qué hacer.

 

Si me necesitas, llámame.