line decor
line decor
 

 

 

Erótica de la luz

(Liturgia de las horas)

Ediciones Vitruvio. Coleción Baños del Carmen, Madrid. 2014

ISBN: 978-84-942744-2-8

Nacer, vivir, crecer, morir

NACER cada mañana

en un día distinto,

herederos del viento

y dueños de la luz.

Aprehender los segundos

en palabras que quieren ser poema,

en silencios cifrados, infinitos,

girando alrededor de esa liturgia

que ha inventado la aurora.

CRECER como un arpegio,

alargando el sonido,

inventando el paisaje,

la eterna sinfonía de los pájaros,

el llanto de los árboles,

y la hondura del mar.

VIVIR en el dilema

del ser y del no ser,

en un rito de versos,

en esa rueda azul y cotidiana

que gira con nosotros

alrededor del mundo;

con promesas de amor en los bolsillos,

iniciando

la diminuta esencia del misterio,

mientras todo se mueve y se termina

el tiempo en el reloj.

MORIR entre dos luces,

-justo al anochecer-

cuando nace el milagro de la vida.

 

Cada día

Cada día amanece, cada día

el Sol sin rechistar se va a la cama,

la Luna se despierta y alguien ama

como si nadie amase cada día.

Cada día hay quien nace, cada día

hay quien muere y quienes -en pijama-

se viste o se desviste, ajeno al drama

que anunciará la prensa cada día.

Cada día alguien sueña, cada dia, 

la luz de mi ventana se oscurece 

y todo vuelve a ser intimidad.

Cada día vivimos. Cada día 

-tras el rito de amar- se desvanece 

la muerte y es mentira la verdad.

 

Las huellas de la luz

1

Las huellas de la luz,

en los primeros rayos vespertinos, 

simulan al trasluz

los paisajes marinos

en sus tenues reflejos clandestinos.  

Desde que nace, el Sol

ya le sigue los pasos a la Luna,

le regala un farol

que ilumine su cuna

tras desgranar las horas una a una.

Cuando comienza el día,

apenas se despierta la mañana,

invade su armonía

cantándole una nana

junto al silencio gris de su ventana.

El tiempo se detiene

- casi dormido sigue el astro errante -

y esa pausa contiene

la fuerza dominante

de la luz que titila en su semblante.



Nieves Álvarez Martín