line decor
line decor
   

 
25

 

Un día, mon amour...

Un día, mon amour, cualquier mañana

nos marcharemos lejos,

tan lejos que ni el tiempo

sabrá dónde encontrarnos,

sólo la dócil lluvia hollará los recuerdos

y dos cipreses mudos

nos cederán su sombra.

Un día, mon amour, el más pensado,

nos haremos al fin noche cerrada

y entre los trinos leves

de un canto indispensable

moriremos.

Un día, mon amour, cualquier mañana

se quedará dormida la luna en nuestros brazos,

y el viento, a «sotto voce»,

-con palabras de nieve y lapislázuli-

prenderá en el cristal la nana del olvido.

Un día, mon amour, el más pensado,

seremos el recuerdo de un poema de amor.